Gastronomía en las venas

Mi padre es jefe de cocina. Trabaja entre los fogones desde los 15 años y ya no le quedan muchos años para jubilarse. No he querido seguir sus pasos porque sé que es una profesión muy esclava, demasiado esclava. Es un hombre superorganizado, hipertrabajador y megarresponsable. Los superlativos no están de más, creedme.

Mi madre es ama de casa y cocina todos los días. Es la persona que mejor guisa del mundo, creedme. Le gusta copiar recetas que ve en la televisión o en las revistas y a veces las adapta y las hace suyas. Prepara de todo y lo que no sabe hacer, lo aprende.

Tengo la Gastronomía en las venas. Me salía cuando, de pequeño, jugaba con las cazuelas en casa de mi abuela. Me sale cuando cocino con mi madre y mi hermana; cuando pienso 24 horas al día en un plato o en una tapa; cuando leo todo lo relacionado con la Gastronomía que pasa por mis manos.

La Gastronomía que tengo en las venas me salió cuando decidí orientar mi carrera profesional como periodista y fotógrafo hacia estas cocinas. Me salió cuando empecé a dar forma a este Blog.

Bienvenidos a Oído en la Cocina.

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s