La Dieta Mediterránea es la solución

Es un escándalo que España supere a EE.UU. en obesidad infantil.  No puede ser que un 19% de los niños españoles sean obesos. A parte de los evidentes problemas sanitarios que estas cifras provocarán en el futuro, debemos reflexionar sobre lo que significan para nuestra identidad, cultura, forma de vivir y de comer. Es necesario un debate público, en el Congreso de los Diputados y en los medios de comunicación, que ataje esta locura. Yo aporto una solución fácil, evidente y muy cercana: la Dieta Mediterránea.

El término nace de un trabajo científico de un fisiólogo norteamericano, Ancel Keys, quien llegó a la conclusión de que los habitantes de los países de la cuenca mediterránea sufrían menos enfermedades coronarias debido a su alimentación. ¿Y qué comemos en esta región? El menú es sencillo y genial: muchas frutas y verduras frescas; poca carne roja; bastante pescado; algo de legumbres y cereales; el vino en cantidades moderadas y el aceite de oliva como fuente principal de grasa. Así nuestros organismos tienen de todo y en las cantidades necesarias para estar sanos.

Pasta (nidos y espaguetis)

Manzanas (fruta)

Y es que, como dice Felipe Fernández-Armesto en su magnífico trabajo Historia de la Comida, los alimentos son en cierto sentido medicina. Ante un problema sanitario como la obesidad infantil, el medicamento perfecto es el que propone la cuenca mediterránea. Por otro lado, la palabra dieta significa “maneras de vivir” y es aquí cuando entra en juego la magia transformadora de la dietética de la que habla Fernández-Armesto. Uno obtiene las cualidades de lo que come. Los habitantes del Mediterráneo adquirimos el sol, la mar, la brisa y el buen rollo a través de los alimentos. Son características totalmente contrarias al mal comer y al sedentarismo, causas principales de la obesidad entre los niños.

Salmonetes (pescado)

Vino tinto

Visto que esta dieta es excelente para la salud de la población, los organismos públicos deben adquirir el compromiso de fomentar el consumo de los alimentos que la integran. No existe inversión más segura ante la obesidad infantil que apostar por menús escolares basados en la Dieta Mediterránea. Es fácil, lo tenemos en casa y lo sabemos hacer.

Y de regalo, una serie de documentales sobre la Dieta Mediterránea… magníficos…

Anuncios

Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s